Banner FB Messenger

Fernando Allende se adueña de la industria musical

AFoto  Allende 9MIAMI, F & F Media Corp.- La música del ídolo mexicano Fernando Allende se hace sentir con una gran acogida del público en las plataformas digitales, en formato físico y en los escenarios internacionales.

Era de esperarse el impacto que causarían las nuevas propuestas de esta estrella de la canción latinoamericana, una de las figuras de mayor renombre en el mundo del entretenimiento.

A pocas semanas de lanzar el álbum "Ahora o Nunca", las altas ventas en formato físico y digital, evidencian la popularidad de este artista, no solo entre los fanáticos que le siguen desde sus inicios en el arte, sino también por la conquista de las nuevas generaciones.

Una muestra del éxito de sus más recientes estrenos se destaca en su canal de VEVO en YouTube, donde el video del sencillo "Tómbola" alcanza más de 1 millón 300 mil visualizaciones en apenas cuatro semanas.

En medio de este impacto internacional, volverá a cantarle al público de Charlotte, Carolina del Norte, que desde ya lo espera en el Festival Carolina. También, en septiembre, ofrecerá un concierto en el Lunario del Auditorio Nacional de México. Antes de estas presentaciones realizará la promoción del CD/DVD "Ahora o Nunca" en Miami, durante el mes de junio.

El disco, que contiene 12 temas y dos medleys grabados en vivo, cuenta con el respaldo de la compañía Universal Music México. En "Ahora o Nunca", Allende revitaliza algunos clásicos indispensables del universo musical, con exquisitos arreglos en rumba, vallenato, soul y jazz, entre otros géneros, que unieron una constelación de músicos, coristas y bailarines de primer nivel.

Esta invaluable propuesta cuenta con "Despeinada", "La tómbola". "Mary es mi amor", "Llamarada", "Niña bonita", "La vida sigue igual", "A mi manera", "Tiburón, tiburón", "En el mar la vida es más sabrosa" e "It's now or never" ("Ahora o nunca"), aderezan a esta inigualable producción. Además, en el disco deja la marca de su pasión por la ranchera ("Mundo raro" y "La media vuelta"), y abona el cariño que siempre le profesó al inolvidable cantautor Juan Gabriel ("Yo no nací para amar" y "Amor eterno").