Banner FB Messenger

¿Contra la corrupción?

Foto Rafael Peralta Romero 2Voces y ecos

Por Rafael Peralta Romero

Edwin Paniagua es un profesor universitario residente en Santiago de los Caballeros. Ha escrito un interesante artículo titulado Antes y después en la lucha contra la corrupción, al cual se le da cabida en este espacio, en atención a lo que expresa el nombre de nuestra columna. He aquí sus palabras:

El mundo parece haber girado hacia una postura anticorrupción. En la Madre Patria, Cristina Cifuentes, presidente de la Comunidad de Madrid, tuvo que dimitir de su cargo por el hurto de dos cremas para la piel y la obtención dudosa de un título de maestría. Francisco Correa y Luis Bárcenas (Partido Popular) condenados por corrupción. Esto provocó que Mariano Rajoy dimitiera como presidente del país y del PP. Iñaki Undargarin (cuñado del rey Felipe VI) condenado, junto a su socio Diego Torres, por el manejo personal de los fondos de la fundación Nóos.

En Brasil: el hecho más relevante es el de la condena de Lula da Silva (ya han tenido que testificar Dilma Roussef y Michel Temer). En Perú, tuvo que dimitir el presidente Kuczysnki. Otros dos expresidentes están siendo procesados o guardan prisión. En Colombia, la Fiscalía investiga si hubo un aporte, tanto al actual presidente Juan Manuel Santos, como a su adversario Óscar Iván Zuluaga. En Panamá, prisión para el expresidente Martinelli. El expresidente Torrijos y el actual mandatario Valera, también son investigados. En Guatemala, Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti (presos), y hasta Álvaro Colom (investigado). En Ecuador, también se investiga.

En la República Dominicana, ningún expresidente ha sido investigado por el caso Odebrecht (ni guardan prisión los ejecutivos de la empresa). Y, aunque parezca un chiste, fue el presidente actual quien creó una comisión para investigar el mayor de los casos: Punta Catalina. Uno de los notables que investigó, terminó siendo el director (¿tiene su "lado oscuro"?). El procurador anuncia "el antes y el después" de la lucha contra la corrupción. Y así será: "antes" los políticos temían un proceso judicial; "después" de este proceso, no tendrán ese temor.

Se encarta a un ex legislador que recibió dos millones de pesos de Ángel Rondón y se exonera a otro (ministro), que recibió diez. ¿Y los testaferros pa cuándo? La mayoría de los expedientes se fundamentan en que los funcionarios no pueden demostrar la adquisición de su riqueza, no en el soborno (¡Ay,si investigaran al Comité Político): se acusa por una falta y se presentan pruebas de otra. Como posdata, el Departamento de Estado acaba de suspender el visado a Félix Bautista y su núcleo familiar, por corrupción en Haití. Lo cual no se pudo hacer aquí. Ni antes ni después.