Banner FB Messenger

Felicidades a Camino y a José Madera

foto Félix Jacinto Bretón*Desde mi Trinchera*
-Por Félix Jacinto Bretón-

"Caminante no hay camino, se hace camino al andar, al andar se hace camino y al volver la vista atrás, se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar"... dicen unos archiconocidos versos de Miguel Hernández a los que el poeta y cantante catalán Joan Manuel Serrat le puso música y voz, convirtiendolos en populares a través de los tiempos.

En 32 años ¡es mucho el camino que se anda! Si alguien osa poner esto en dudas, lo invito para que le pregunte a la gente del semanario católico Camino, periódico que acaba de cumplir algo más de tres décadas haciendo "camino al andar" ya que fue fundado el 5 de junio de 1981, siendo su primer director
Monseñor Gilberto Jiménes.

No sé si la idea sería del querido y siempre recordado padre Ramón Dubert, quien lo dirigió por largo tiempo hasta su desaparición física, pero lo cierto es que este medio escrito vino a llenar un vacío en la sociedad ya que es una fuente importante de información, orientación y educación.

Ahora bajo la dirección de nuestro siempre estimado y admirado hermano y colega Virgilio Apolinar Ramos, cariñosamente Polo, Camino se ha dinamizado aún más tratando, en cada entrega, temas del quehacer nacional e internacional de palpitantes actualidad y denunciando, en su linea editorial, problemas comunitarios, de corrupción y otros.

No por gusto todas las semanas los periodistas locales están impacientes de que llegue a sus manos este semanario para convertir en noticia el contenido de su editorial. Voz Diaria y LA INFORMARON dan amplia cobertura en sus páginas a lo que se dice en Camino, que es la voz escrita de la Iglesia Católica a nivel nacional.

Pero bien, lo que quiero destacar en esta Trinchera es el aniversario 32 que cumple este medio de comunicación, el cual fue celebrado "por todo lo alto" en el salón multiuso de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PCMM) ya que incluyo un concierto a cargo de nada más y nada menos, que del popular artista boricua Danny Rivera.

Me quedé con todos los deseos de ir pero a mi amigo Polo parece que se le olvido enviarme mi boleta. De todas maneras, según me enteré por diversas fuentes, la actividad resultó completamente exitosa ya que miles de personas acudieron para ver y escuchar a Danny y, de paso, respaldar el aniversario, cosa de la que nos alegramos sobremanera.

Como también nos provocó una grata y profunda satisfacción el que, durante esta celebración, se hiciera un modesto pero emotivo homenaje a uno de los iconos del periodismo de Santiago, al licenciado y escritor José Madera, actual subdirector del vespertino Voz Diaria, así como al padre Tomás Alonzo.

Ambos recibieron respectivas placas de reconocimiento de parte de Polo y el reverendo Agustín Fernández, director y administrador del periódico. Al sacerdote Alonzo no tengo el placer de conocerlo personalmente, pero al colega y amigo Madera sí.

Por lo tanto, me sentí altamente regocijado por esta iniciativa y pienso que -con la misma- toda la prensa de Santiago debió sentirse identificada, sin duda alguna. Si dentro de nuestra clase. Alguien merece que se le rinda honores, creo que ese alguien es José Madera.

El motivo fue por el apoyo que, desde Voz Diaria, ha brindado a Camino pero claro, esto se complementa con su labor diáfana como periodista y a los valiosos aportes que ha hecho a la comunicación en sentido general. Ha sido un merecido y muy justo homenaje ya que se trata de un colega que también ha hecho "camino a andar".

Por Facebook, en idas pasados, expresé mis congratulaciones y felicité tanto a Polo, por el gesto, como a Madera, lo que ratifico hoy en esta entrega. El apóstol José Martí ya lo dijo: Es una manera de honrarse -y no la menos generosa- honrar a los demás. Buen fin de semana ¡y seguimos en combate!