La lucha contra el aborto y sus consecuencias

foto Logo EQ EditorialLa lucha en contra del aborto, ya está provocando sus consecuencias negativas para sus promotores.

En Brasil, donde predomina la Iglesia Católica con un 64 por ciento de los fieles religiosos y los llamados protestantes con un 22, el candidato presidencial derechista, Jair Bolsonaro, logró colocarse en la primera posición para las elecciones que deberán decidirse en segunda vuelta.

Muchas personas desconocen que su discurso religioso está dirigido a combatir el aborto. Eso lo llevó a conseguir el apoyo total de la Iglesia Pentecostal y una mayoría de la Iglesia Católica. Ambas luchan en contra del aborto.

Hay que decir que Bolsonaro también combate los matrimonios gay (homosexuales). De su discurso, lo que más se critica es su alabanza al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la advertencia de que si es finalmente ganador de las elecciones, terminará con los asentamientos indígenas.

Aún así, su firme postura en contra del aborto en un país donde el 82 por ciento se declaró creyentes en las religiones, es muy difícil que pierda.

En la República Dominicana, la defensa al aborto sigue dando consecuencias negativas para sus promotores.

Algunos de los legisladores que en las elecciones pasadas favorecieron el aborto, fueron dejados fuera de sus curules, por la mayoría de los habitantes donde residen, los cuales les votaron en contra.

La unión de católicos y pentecostales brasileños, para hacer valer sus posiciones en contra de los grupos que promocionan la industria del aborto, que les genera muchos millones de los dólares a los laboratorios, a médicos inhumanos y otros sectores, parece que en Brasil pondrá en ejemplo.

Y si la mayoría de brasileños religiosos gana la batalla, como representantes de la potencia económica de América Latina, los grupos ubicados en otras naciones recibirán un gran golpe moral.

En la República Dominicana hay grupos que cubren sus gastos y ahorran mucho dinero, a base del trabajo que desarrollan promocionando la muerte de millones criaturas humanas antes de nacer.

El aborto es un grave problema, debido a que mata a millones de criaturas humanas y produce trastornos mentales a mujeres que matan a sus hijos, pero luego la conciencia les provoca esos desequilibrios.

¡Hay mujeres que se suicidan, porque no pueden vencer los problemas del remordimiento!

Por suerte, la Iglesia Católica ya desarrolló una protesta frente al Congreso Nacional, para advertir a los promotores del aborto que no tolera ese crimen, el cual es planificado, aunque la lucha de esa institución es en contra de todos los males sociales.

Se sabe que la Iglesia Católica de nuestro país, está dirigiendo campañas en contra de los candidatos que promueven el aborto, cuya responsabilidad está a cargo de laicos comprometidos.

Se habla mucho del aborto, pero hay muchas personas que desconocen que hay criaturas con más de siete meses, que para ejecutar la macabra acción, deben sacarlas a pedazos.

Hay clínicas, como en Estados Unidos, que les extraen los corazoncitos, los riñones y otros órganos, como si fuesen piezas de vehículos, para ser vendidos, carísimos, en sus mercados para trasplantes.

¡Pero la lucha en contra del aborto, que también es moral, seguirá aumentando!