Poco protocolar

foto Logo EQ EditorialLa designada embajadora norteamericana en la República Dominicana, Robin Bernstein, demostró, con sus desafiantes declaraciones, de que viene al país a defender a los haitianos, que le hace falta protocolo para el desempeño de esas delicadas funciones.

Son unas declaraciones que atentan contra el nacionalismo de la mayoría de dominicanos. Cada país tiene sus propias reglas, las cuales deben ser respetadas.

La señora Robin Bernstein sabe que Estados Unidos es fiel defensor de su soberanía. ¡Y También lo es la República Dominicana!

No se le debe imponer más sacrificios a nuestro país. El Estado Dominicano está aplicando una serie de Leyes y resoluciones a favor de los haitianos indocumentados, como forma de cambiar su status en el país.

Es probable que las declaraciones de la designada embajadora encuentren apoyo en algunos sectores, especialmente los anti-nacionales. ¡Pero no ocurrirá lo mismo con los defensores de la Banda tricolor!

¿Qué busca la señora Bernstein sus declaraciones antes de ocupar la posición? Se entiende que su propósito es el de ganar seguidores entre los defensores de la invasión pacífica haitiana.

Ya se sabe que el país volverá a vivir otra etapa de enfrentamientos con la representación diplomática del gobierno de Estados Unidos.

¡Corresponde a las autoridades fijar la ruta a seguir!