La Constitución Dominicana

foto Logo EQ EditorialUno de los grandes y graves errores de los políticos dominicanos de oposición, de todos los períodos de gobierno, desde que la Constitución fue aprobada el 6 de Noviembre de 1844, es el de fundamentar su intento de ganar la Presidencia de la República u otras posiciones electivas, basados a si la "Madre de Leyes" es modificada o no.

Y cuando hay algún intento de modificación constitucional, sólo se habla de eso. ¡La oposición interna y externa se olvida de todos los demás problemas!

Y lo que más daño le está haciendo a la mayoría de las organizaciones políticas de oposición, es que no reconocen ni una obra buena realizada por el gobierno de turno.

"!Sólo saben hacer críticas, sin aportar soluciones a determinados problemas! Sólo hay que recordar las andanadas de críticas que la oposición política le hizo al ex Presidente Hipólito Mejía, también opositor, porque éste reconoció la importancia social del proyecto habitacional Ciudad Juan Bosch, que está favoreciendo a cientos de pobres que residían en la terrible Barquita, a orillas del río en el área del Gran Santo Domingo.

Se supone que los partidos políticos deben trabajar para resolver los problemas de los más necesitados, de manera especial, pero en este país se critica las buenas ejecutorias, no importa quién o quiénes las hagan.

¿Cuál entonces es el sentido que tienen esos políticos para luchar? ¡No los entendemos! Hay que recordar al audaz Presidente de la República, ya fallecido, doctor Joaquín Balaguer, cuando dijo, estando en la oposición, luego de haber perdido la Presidencia de la República del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) en 1978: " Lo único que se le puede reconocer al PRD, es la despolitización de las Fuerzas Amadas".

Balaguer entendió que no podía criticar una acción tan anhelada por la mayoría de dominicanos y con eso ganó puntos, porque en ese entonces los militares hacían campaña política colocándoles banderitas rojas, el color del gobernante Partido Reformista, a las puntas de los fusiles.

Eso lo hizo crecer políticamente, porque hubo una buena valoración de parte de la población. ¡Y luego gobernó otros diez años!

Balaguer fue reelecto varias veces, hasta que el pueblo así lo entendió. Es importante decir que en los gobiernos de Balaguer, las huelgas tenían un alto costo político, pero ya no.

Cuando los choferes protestaban por el bajo precio del pasaje, el gobierno lo estudiaba y se disponía una salida que se favorecieran a los conductores, sin perjudicar a los pasajeros, lo que se lograba mediante acuerdos con los Ayuntamientos, que eran los que controlaban el llamado trasporte público.

¡Ahora son los sindicatos los que fijan los precios de los pasajes!

Hacemos este recuento para decir que los votantes eligen a los candidatos que más trabajan por el desarrollo del país. Si la reelección presidencial es mala, no hay que temer, porque la mayaría votará en contra.

El problema está en que la mayoría de dominicanos respaldo el trabajo del Presidente Medina. De acuerdo a las principales encuestadoras, el Presidente Medina cuenta con el apoyo del 51 por ciento de popularidad.

Foto Constitución¡Eso simplemente es extraordinario, como bien lo dijo el doctor Leonardo Aguilera, presidente de una de las encuestadoras nacionales más creíbles!

Es que las huelgas en los hospitales públicos, los pueblos y otros sectores, ya no cuentan con el respaldo de la mayoría, aunque sean justas, porque finalmente los perjudicados son los más pobres.

Y donde entra la contradicción, es en que el gran trabajo del gobierno que preside Danilo Medina, está concentrado a favor de los más necesitados. De los estudiantes que ya reciben su alimentación en las escuelas, dos uniformes gratis, mochilas conteniendo las herramientas para estudiar y otros beneficios.

En nuestros tiempos, la mayoría de estudiantes tenía que limpiar zapatos o hacer mandados para conseguir ocho o diez cheles para juntarlos, comprar los cuadernos y otros útiles, porque los padres de familia no podían comprarlos.

¡La mayoría de pobres no lucha para alcanzar la Presidencia de la República, sino para que desde el gobierno se les solucionen sus principales problemas!

Y si el Presidente Medina sigue el mismo ritmo de trabajo en la solución de los principales problemas nacionales, especialmente de los que más afectan a los más necesitados, cualquier cosa puede pasar, con respecto a la modificación a la Constitución, para permitir que el actual jefe de Estado siga en el poder.

Pero ese es un tema que les corresponde a los responsables de la conducción política nacional. ¡Los votantes elegimos! ¡Ese es nuestro papel!

Sí consideramos que la reelección es mala, si sus resultados son negativos. Si sus resultados son positivos, entonces es buena para la mayoría. Debemos agradecerles a nuestros libertadores el habernos proporcionado la Constitución, que significa libertad, que es lo mismo que decir respeto al pensamiento humano.