Banner CORAASAN
Banner FB Messenger

Gremios de abogados reconocen al magistrado Domingo Gil

Foto Domingo Estévez es reconocidoPor José Armando Toribio

SANTIAGO.--Asociación de Abogados de Santiago y la Seccional del Colegio de Abogados de la República Dominicana, concluyeron sus actividades con un reconocimiento al magistrado del Tribunal Constitucional, Dr. Domingo Gil, quien pronunció la magistral conferencia "El Estado de Derecho".

Como es de costumbre estas actividades se celebran en conmemoración al Día del Abogado; el defensor judicial que se celebra en República Dominicana , bajo el decreto número 60-86 el 24 de enero del año 1986 que declara el 3 de febrero de cada año como Día Nacional del Profesional de Derecho.

Evelin Batista, presidenta de la Asociación de Abogados de Santiago, agradeció a cada Abogado de Santiago, por la presencia en cada una de las actividades que se celebraron.

"Cuando se trabaja en equipo con la bendición de Dios, todo sale bien. Hoy terminamos una semana de trabajo arduo, pero satisfechos del deber cumplido. Gracias a nuestro padre celestial y a nuestro equipo de acero" concluye Batista.

Por su parte el Lic. Ramón Monchy Estrella, presidente del Colegio de Abogados de Santiago, dijo "Quiero agradecer a la comunidad Jurídica de Santiago por su entusiasta participación en todas actividades que se desarrollaron con motivo de la semana del abogado, especial a los conferencistas e invitados, pero sobre todo a muchos hombres de la togas y el birrete".

Agregó que tanto el Colegio como la Asociación de abogados tienen un gran poder de convocatoria y que desarrolla un gran trabajo a favor de buen ejercicio de la profesión de abogado.

Sobre el Magistrado Domingo Gil Domingo, juez y maestro de generaciones de abogados y profesores que en su natal Santiago han trillado a la luz de su cátedra, de sus decisiones y sus ensayos, la empinada senda del derecho.

Jurista a tiempo completo, Domingo Gil ha dedicado su vida a la enseñanza del derecho y al servicio de la justicia, entendida bajo el prisma de los principios de libertad y diferencia con los que John Rawls modificó toda la moderna teoría sobre este valor supremo de la convivencia humana.

El aula y el estrado han sido los causes por los que ha fluido su vocación permanente por el derecho. Esto sólo ha sido posible gracias a un indoblegable y disciplinado esfuerzo por el estudio y autoformación permanente y por la perspectiva crítica que ha acompañado su trayectoria.

Es por lo anterior que le sobra razón al profesor Eduardo Jorge Prats cuando señalaba -a propósito de la publicación del libro "El proceso laboral dominicano, a la luz del debido proceso" de la autoría de Domingo Gil.

Dijo que su autor es "sin exageración, una de las cabezas mejor montadas de la judicatura dominicana y uno de los más destacados miembros de la nueva generación de "juslaboralistas" dominicanos, a la que se integró tras completar el dificilísimo doctorado del tercer ciclo en Francia" (Jorge Prats, periódico Hoy de fecha 15 de julio de 2010).

Dueño de una recia formación intelectual y de una firmeza de convicciones discreta y sin aspavientos, su limpia trayectoria profesional ha estado gobernada por el trabajo sin descanso, meticuloso y eficiente, desarrollado sin embargo desde el bajo perfil y en estricto apego a los principios en los que cree.