Banner FB Messenger

Obispo SD asegura problemas no se solucionan matando a los niños

Foto Castro Marte opispo SDSANTO DOMINGO.- El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, Jesús Castro Marte, pidió al Congreso Nacional no olvidarse de los niños antes de nacer, rechazando el aborto, pero también luchar por salvar la vida de las madres, en momentos de dificultades.

La Iglesia Católica realizó este domingo una multitudinaria marcha dedicada a la familia. El obispo dijo que los problemas económicos y sociales no se solucionan matando a las criaturas antes de nacer, los cuales son los más indefensos.

La actividad denominada "Un paso por mi familia," se llevó a cabo por séptima vez a nivel nacional. En Santo Domingo se realizó en la avenida George Washington.

El acto, donde acudieron miles de personas, concluyó con la celebración de una Eucaristía, en la cual el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, Castro Marte solicitó Congreso Nacional proteger a los niños antes de su nacimiento, "ya que entre todos los pobres, son los más pobres, porque ni siquiera tienen voz para defenderse".

"No es progreso o modernidad pretender resolver problemas matando la vida humana, un ser humano es siempre sagrado e inviolable en cualquier situación y en cada etapa de su desarrollo desde la concepción", expresó.

Dijo que la sociedad está gritando desde su interior que se debe luchar por la vida del niño y por la mujer.

"Los niños y las niñas en nuestra sociedad dominicana no están solos, por el contrario, que sepan que la mayoría de la gente de este país, están dispuesto a proteger desde el momento de la concepción", recalcó Castro Marte.

También, criticó la desigualdad, el maltrato hacia la mujer, la corrupción, ideología de género, el desempleo y el consumo de drogas y alcohol, los cuales los calificó como un gran mal que está dañando la sociedad.

Previo a la celebración de la misa, se realizaron varias puestas en escenas, donde se reflejó el rechazo la de la Iglesia a la aprobación de las tres causales, cuando corre riesgo la vida de la mujer, cuando el embarazo es inviable o cuando es producto de violación o incesto.

Asimismo, se leyó un manifestó donde solicitaban al Poder Legislativo reconocer el derecho a la vida, ya que "no hay ningún otro derecho que esté por encima del derecho a la vida", y pidieron la aprobación del Código Penal con la penalización total del aborto.

Hicieron un llamado alertando a la sociedad "a los intentos de introducir" en las escuelas la ideología de género, que para la Iglesia promueve la promiscuidad temprana.